El hombre que perdió mucho más que una partida de póker

Andrei Karpov es un claro ejemplo de que hay gente para todo. Sabemos que hay personas adictas al juego que son capaces de cualquier cosa para ganar una partida o para no perder más dinero.

El señor Karpov estaba jugando al póker y estaba perdiendo todo su dinero, así que, en lugar de apostar su coche o su reloj (como haría una persona normal), puso a su propia mujer como premio para el ganador.

Al final perdió la partida y horas más tarde fue a su casa a reclamar el premio Sergey Brobov, el hombre que había ganado. Tatiana, la mujer de Andrei, no se lo pensó dos veces e hizo lo que habríamos hecho todas: dejó a su marido y se casó con Sergey (que además era muy guapo y atento con ella).

Al final todos salieron ganando, menos Andrei, que perdió en un sólo día todo su dinero y a su mujer.

daftarsituspokerterbaru2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s